¿Para qué Crecer Sumando?

La palabra crecer se refiere al crecimiento físico de un ser pero también al crecimiento intelectual o personal  que tiene lugar durante toda la vida a través de aprendizajes, conocimientos, experiencias…

Sumar es referido a las acciones que no excluyen sino que unen  personas, que generan confianza y cercanía. Son  estrategias que aprendemos desde  diferentes enfoques o vivencias que nos enseñan a descartar reacciones hirientes o que generen distancia entre las personas. En definitiva todo aquello que tiene en cuenta lo propio y lo del otro a partes iguales. Cuando una acción suma no hay un tú o yo sino un  tú y yo, un nosotros.

Resaltamos  dos enfoques principalmente para conseguir Crecer Sumando: La disciplina positiva y la Comunicación No Violenta.

La idea principal de la disciplina positiva es que toda persona tiene una necesidad de conexión con el otro y si consigue satisfacerla y establecer un vínculo con su entorno y comunidad se siente mejor y por tanto se porta mejor.

Los cinco pilares de la disciplina positiva son:

  1. CONECTAR con el otro (desarrollar sentimiento de pertenencia e individualidad o importancia)
  2. EQUILIBRIO ENTRE SER AMABLE Y FIRME siendo respetuoso con uno mismo y con el otro.
  3. CENTRADA EN EL LARGO PLAZO (metas futuras en las que el niño siente, piensa y decide como posicionarse para avanzar hacia ellas)
  4. TRANSMITIR HABILIDADES SOCIALES Y DE VIDA (respeto, responsabilidad, colaboración, búsqueda de soluciones, cooperación, empatía y habilidades centradas en la ayuda mutua)
  5. POTENCIAR CAPACIDADES PERSONALES (Alienta a los niños a descubrir sus capacidades fomentando su autonomía)

La disciplina Positiva persigue conseguir relaciones basadas en:

  • RESPETO MUTUO mostrando el equilibrio entre respetarse a uno mismo y a las necesidades de la  otra persona
  • COMPRENSIÓN: entender el motivo del comportamiento del otro para poder proporcionar alternativas que le inviten a conseguir su meta sin necesidad de comportarse de manera dañina. NO se centra en el comportamiento sino en la necesidad que se esconde tras él.
  • COMUNICACIÓN:proporcionando estrategias de comunicación eficaz que potencien el acercamiento entre las personas y no el distanciamiento.
  • SOLUCIONES: centradas en buscar soluciones  y dejando de lado las consecuencias a los comportamientos.
  • CONFIANZA MUTUA: entendiendo que el otro me quiere de manera incondicional.
  • MOTIVACIÓN: alentando en la búsqueda de las propias capacidades, sin recurrir al refuerzo o al premio como método de alabanza.
  • RELACIONES HORIZONTALES:  no hay una persona superior a otra sino dos personas que tienen que tratar de encontrar el equilibrio y para ello el adulto en ocasiones tendrá la responsabilidad de liderar pero siempre con respeto y no con superioridad.
  • SINCERIDAD Y HONESTIDAD:  sin chantajes ni manipulaciones.

La teoría de la comunicación no violenta la desarrolló Marshall Rosenberg, psicólogo clínico que comenzó a estudiar la comunicación humana y desarrolló un modelo de comunicación como estilo de vida para hacernos felices a nosotros mismos y a los demás, Él habla de la comunicación desde el corazón. Se basa en las siguientes premisas:

  • Todas las personas actúan para satisfacer sus necesidades
  • Es mejor satisfacer tales necesidades a través de la cooperación que de la agresión
  • La gente disfruta haciendo el bien por los demás cuando se le permite hacerlo voluntariamente.

Rosenberg confirmó la necesidad que todo ser humano tiene de contribuir en el bienestar del otro y llegó a la conclusión de que los juicios y las exigencias provocan distanciamiento entre las personas.

Para comunicarnos de una manera eficaz es necesario primero tener claro qué queremos transmitir, para ello es imprescindible pararse a pensar o reflexionar previamente.

Tendemos a educar en base a nuestro sentido común, a la improvisación, lo que impide que tengamos claro a veces la meta, a dónde queremos llegar y en situaciones de conflicto es más fácil que perdamos el control.

En este modelo la violencia en la comunicación es todo aquello que nos aleja del otro, lo  que no nos permite conectar con él.

Sumando ambos enfoques colaboramos en el desarrollo de personas felices, equilibradas  y capaces de tener relaciones basadas en el respeto mutuo.

Anuncios